Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Llamame Marcela.

1
-Pero... -Nada. Marcela dije. -Pe... -Son las reglas. Si me querés acá, soy Marcela. No me importa lo que sepas. -Esta bién, Dani..., perdón; Marcela. ¿Tomás algo? -Campari con tónica. ¿Qué? ¿Sos sordo? ¡CAM-PA-RI CON TO-NI-CA! -No soy sordo. Nunca me imaginé que pidieras eso. Digo, siempre pedís... -¿De qué siempre hablás? Me acabás de conocer. -Cierto. Mozo, un Campari con tónica para la señora. -Señorita. -Perdón, señorita; y una Quilmes para mí. -Entonces... -¿Entonces qué? -¿Entonces qué querés? -¿Entonces qué querés qué? -¿Sos idiota o miraste demasiados capítulos del Chavo? -¿Desde cuando contestás así? -Desde que tengo ganas. Y como vos NO me conocés, no tengo porqué cumplir ninguna expectativa tuya. -¿Segura? -Estoy segura que no nos conocemos. -No. Hablo de las expectativas. -¿Por qué? ¿Vos esperás algo en particular? No sabés que clase de loca puedo ser. A lo mejor te despertás mañana en una bañera llena de hielo y sin los riñones. -Espero que se si vas a hacer eso le pongas a la bañera más hielo…